En el juego teatral el niño encuentra herramientas para interpretar la realidad de diferentes modos, reconocerse en el mundo que lo rodea descubriendo sus valores y analizando sus conflictos. Es un juego en el cual se pondera la cooperación y la solidaridad, enfatizando la aptitud para la integración.

El análisis de situaciones, las improvisaciones y la investigación expresiva le permiten dominar técnicas para la comprensión, enriquecer el vocabulario, perfeccionar la expresión y la oratoria.

En el trabajo en grupo el niño cultiva el intercambio de opiniones, la escucha, el aporte y la elaboración de ideas, la creación de nuevas formas. Experimenta, se equivoca, disiente, acierta.

Finalmente, el teatro es eso. Un espacio donde superar inhibiciones y desarrollar la creatividad, descubriendo capacidades y potencialidades. Una oportunidad para poder Ser.

...